FANDOM


Génesis del Cielo.

La Historia la escribe quien gana la batalla.



Era 1: Los Primeros ÁngelesEditar

-Folk

Desde tiempos inmemoriales existió el jardín de los cielos, creado por el Dios Li que tras separarse de su hermano menor (si se puede decir así) se inspiro a crear sus primeros hijos. Los bautizo con el nombre de Ángeles.

Sus primeros hijos, Folk el mayor, Luzbel el mediano, y Ariel el menor; con esto nació la raza de los ángeles.


El reino entre las nubes bañado por senderos de luz, y hermosos jardines. Solo existía eso, pero con el tiempo esas creaciones por naturaleza crecían, se extendían morían y daban paso a nueva vida. Por supuesto esto llamo la atención de los hijos de la luz, en especial a uno. Luzbel siempre demostró una insaciable sed de conocimiento, cuando descubrió los primeros insectos se dedico a estudiarlos, por otra parte sus hermanos mostraban poco interés en lo que existía y crecía a su alrededor.


“De la pierna de Ariel escurría un liquido espeso color rojo brillante, derramando unas gruesas lagrimas, llorando por el alivio. Todos los ángeles curiosos se asomaban a ver, pero nadie podía hacer nada, se limitaron a observar hasta que la figura de nuestro señor apareció entre la multitud se acerco al tercero y con una combinación de palabras que no tenían ningún sentido para mi le devolvió la pierna a su hijo. El pobre yacía en el suelo inconsciente, Li se volteo a Luzbel. El niño fascinado respondió: ‘estábamos jugando’.”

-Fragmento de El regalo del Dios de la luz


Después de pocos años nació la ciudad de los cielos, bautizada la ciudad de los cielos. Y la población se extendió a por lo menos 300 ángeles. Pero mas allá de la ciudad y de los jardines nació una raza que cambiaria la vida del imperio entre las nubes para siempre.



Era 2: El destierro del Portador de LuzEditar

“Tras terminar su copa de vino, el segundo hijo se levanto y mirando a su padre a través de la habitación hizo silencio y exclamó: ‘Debemos despojar a los elfos de los jardines, esas criaturas son peligrosas ya han construido sus murallas, poseen armamento; solo es cuestión de tiempo para que ellos nos ataquen a nosotros… Propongo estar preparados.’

Se hizo un silencio cortante en la habitación de lado del Dios Li, él primero miraba a su padre con preocupación e intriga cuando el silencio fue interrumpido: ‘Yo estoy contigo hermano mayor’ el tercer hijo habló.”

- Prefacio de Crónicas del Caído



La mayoría de los ángeles no estaba de acuerdo con la guerra, los elfos nunca habían nos habían hecho algo para merecer su exterminio además nadie tenía experiencia en batallas. No eran muchos ángeles los que seguían a Luzbel cuanto mucho podían haber sido 20 contando a Ariel. Y con esto se creó los coros de luz, con Luzbel como su líder.

Posteriormente se creó una zona de entrenamiento, un edificio al norte de la ciudad, donde los coros de luz tenían sus entrenamientos con armas cuerpo a cuerpo, distancia, magia y alquimia.

Li nunca manifestó sus pensamientos acerca de la situación, solo se limitaba a observar. Hasta que sufrió una pérdida que lo cambio para siempre.


“Luzbel corría por las calles de la ciudad de los cielos, las antorchas doradas iluminaban escasamente lo que él llevaba en sus brazos, llego ante el templo del Dios Li se inclino dejando caer a la luz el cadáver que llevaba en brazos, una docena de ángeles se acercaron entre ellos Folk. Li corrió hacia Luzbel y con la voz más dura y alarmante que nunca había escuchado de mi señor le pregunto: ‘Que ha pasado. Luzbel dime que ha pasado!’ Los llorosos ojos del segundo hijo derramaban lagrimas de sangre, apenas podía hablar pero al fin dijo: ‘Trate de salvarlo, trate de curarlo con mi magia…’

Y todos contemplamos el cuerpo de Ariel el tercer hijo de los cielos.”

-Décimo tercer Capítulo de Crónicas del Caído


Según Luzbel los elfos eran responsables por la muerte de su hermano, el contó que mientras su hermano y el caminaban por los jardines fueron emboscados y atacados por una legión élfica de guerra.

El porqué no importaba, los elfos nos habían atacado, y asesinado a uno de nosotros.

Tras lo sucedido el reino de la luz sufrió un cambio radical. Nacieron 4 coros con cuatro arcángeles liderando: Luzbel comandaba el primer coro, Rafael el segundo, Miguel el tercero y Gabriel el cuarto. Y se creó igual el consejo angelical donde los líderes de los coros y sus generales planeaban estrategias y tomaban decisiones importantes. Y con esto nació una especie de aristocracia. Inevitablemente por fin inicio la guerra.


En cambio Li estaba devastado, la muerte de uno de sus hijos había cambiado a nuestro Dios, en ese entonces se le veía poco en los jardines o en la ciudad como de costumbre paseándose y deseándoles a todos una buena tarde.


Se prolongo la guerra, y el reino de los cielos sufría mas perdidas de ángeles. Entonces sucedió que un día Luzbel apareció de la nada mientras combatía el coro liderado por Gabriel, y volando se infiltro con una velocidad increíble a la fortaleza y combatió y asesino y con esto dio fin a la guerra contra los elfos. Habíamos ganado la guerra.


“Me escondí tras un pilar. Y me limite a escuchar. La voz de mi hermano se escuchaba con volumen firme y decidida: ‘Padre, mira a tus hijos, están muriendo, tú podrías terminar esta guerra con el tajo de tu espada, yo te lo advertí, advertí que esto sucedería dame el poder déjame vengar a vuestro hijo’ Li no dijo nada, cuando me atreví a mirar vi la silueta de mi hermano, pero su aspecto había cambiado era más alto y tenía 4 pares de alas, Luzbel había persuadido a nuestro Dios para que este le diera parte de sus poderes.”

-Diario de sueños de Folk El Serafín


Desde aquel momento Luzbel se le conoció como “el portador de luz” y adopto un complejo de superioridad, y con nuestro Dios aun hundido en la devastación fue fácil para él tomar el trono y gobernar a su antojo. Su gobierno no duro más de unos meses, puesto que un buen día Li regreso a la ciudad, y ese día Luzbel tuvo que sentarse en su silla junto a los demás ángeles.

Li había cambiado, volvía a ser capaz de guiar a su pueblo. Pero una semana después de su regreso tuvo lugar un incidente que fue aun más importante que todos los sucesos anteriores en la historia del cielo.


El segundo hijo se había obsesionado con el poder, estaba convencido que su padre, nuestro Dios era débil y no era capaz de gobernar el reino de los cielos y convenció a unos cuantos ángeles de ello, y con esto nació la conspiración por el nuevo señor de los cielos, el portador de luz.


Después se convoco una reunión en el consejo angelical:

“Vi como Luzbel extendió sus 8 alas, brillaban como la nieve, enseguida saco un frasco que contenía un liquido color negro, todos observábamos, derramo unas gotas en sus alas y estas se tornaron de un color rojo oscuro como la sangre. Y la voz de Li resonó en la habitación ‘Veo que has llevado la alquimia a un nuevo nivel Luzbel’ de parte de Luzbel se levanto toda su legión, yo igual me levante al igual que los otros coros por parte de Gabriel y Miguel, pero Li seguía sentado en su trono en medio de todos sereno como si ignorara la situación. Los ángeles de Luzbel lanzaron sus lanzas, hechizos flechas hacia Li y una neblina muy espesa cubrió la habitación. Cuando se disperso, Li estaba flotando sobre su trono con 4 lanzas atravesándole el pecho, era extraño no escurría sangre como cualquier ángel lo hubiera hecho. Voló hacia Luzbel y este precipitado agito sus alas, una onda de fuego círculo por la habitación y salí disparado junto con los cadáveres de los ángeles que fue alguna vez mi legión. ‘Como te atreves, has matado a tus hermanos’ ‘No, yo soy superior a ellos’ una parte de la pared se había derrumbado y vi como Li cogía del cuello a Luzbel, y después como el portador de luz se congelaba aparentemente después de que Li soplara. ‘Tal vez no pueda quitarte tus poderes Luzbel, pero morirás con ellos’ las alas y la mitad del cuerpo de Luzbel estaba cubierto por el hielo, cuando Li se preparaba para dar el último golpe y matar a uno de sus hijos una voz se escucho ‘Padre por favor, no le mates’ la voz de Uriel, un querubín de mi coro había hablado, era increíble que había sobrevivido.

Posteriormente Li llevo a Luzbel junto con su coro al borde del cielo, aun congeladas las alas de Luzbel ‘No te matare, pero sellare los poderes que yo te di’ ‘Volveré Padre te lo prometo’ y un fuego color dorado comenzó a quemar el área congelada de Luzbel y este comenzó a gritar, y pude ver cómo caía a la nada, al vació al infinito junto con su legión de ángeles caídos.”

-El inmortal Dios Li un libro que Rafael nunca termino



Era 3: Los Otros ÁngelesEditar

Li levanto un muro que sería la forma de evitar que Luzbel entrara al cielo nunca más, desterrado de su mundo y condenado a deambular en la oscuridad para toda la eternidad.

Con el tiempo la historia se ha deformado, hay un especie de relato que cuenta que los ángeles que fueron desterrados con Luzbel al ser expulsados en las puertas lloraban lamentos y culpaban a Luzbel arrepentidos, se dice que Luzbel los asesino en las puertas del muro que levanto Li. Otros cuentan que Luzbel fue quien asesino a su hermano Ariel, que todo fue un plan bien deducido por Luzbel desde el principio.


Cinco años de paz y en ese tiempo el cielo tuvo algunos cambios, nació el juicio de Zagzagel el lugar donde los ángeles serian juzgados, la población aumento aun mas su tamaño y la ciudad con ella.


“Acudimos al lugar de la agitación y cuando llegamos yacían cuerpos en los suelos, era muy confuso no sabíamos porque se daba todo el asunto, hasta que nos dimos cuenta: unos ángeles muy extraños de alas negras y piel muy pálida, habían entrado por las puertas del muro. Parecían tan desorientados y confundidos como nosotros, en ese momento nuestro señor Li apareció rodeado de un destello de Luz blanca que cegó a los intrusos y los expulso.”

-Cuenta un soldado del coro de Miguel Ángel


Una nueva raza apareció, los demonios habían entrado a la ciudad y asesinado a 8 inocentes ángeles, y posiblemente volverían a atacar de nuevo. Nunca nadie se imagino que podían existir otras tierras aparte de la ciudad de los cielos y sus jardines atrás del muro. No podíamos dejar esto así debíamos contraatacar demostrar venganza por la muerte de nuestros ángeles asesinados.

Los 4 arcángeles (ahora Uriel ocupaba la casa de Luzbel) fueron los primeros ángeles en atravesar el muro, y rastrear a los demonios a su viaje a casa, y así fue…

Sin que los demonios percataran su presencia los arcángeles consiguieron infiltrarse en su territorio y así regresar a la ciudad a planear el contraataque, parecía que estos contendientes tenían al igual que nosotros una muralla y parecían estar preparados para la guerra todo el tiempo.


Tras trazar la ruta al infierno fue cuando se dio la invasión al Averno comandada por Rafael, peleamos a las puertas de su ciudad, era extraño ¿Porqué no se escondían tras sus murallas y nos lanzaban hechizos o flechas? No parecían tener ni el menor conocimiento en magia de ningún tipo, eso nos dio la ventaja aunque aun así las condiciones del lugar eran desfavorables y eso equilibrio los bandos. Los demonios demostraron una gran habilidad en los combates cuerpo a cuerpo, cayeron muchos ángeles y demonios, ni siquiera alguna batalla en la guerra elfica había sido tan sangrienta, no piedad. La batalla concluyo podríamos haber dicho que la batalla fue ganada por nosotros pero decidimos retirarnos ya había sido mucha sangre derramada.


Al poco tiempo recibimos la visita de otro intruso, lo que los ángeles no sabían era que se trataba de Lucifer el hermano menor de Li (así lo describe Van Metatron en sus libros), una lluvia de flechas, lanzas y hechizos mágicos dirigidos a la figura oscura de Lucifer pero él lo rechazaba fácilmente con un movimiento de muñeca, al parecer no penetraba la ciudad para matar ángeles. Cuentan los guardias de aquel día, que se movía más rápido que la vista, verlo en un lugar y al pestañar lo veías en otro.


“¿Has sido tú, quien mando a esas criaturas a mi país?”

“Esas criaturas como les llamas, son mis hijos y ellos pueden entrar aquí a tu reino y destruirlo si eso desean.”

“¿A qué has venido?”

“Satanás, ¿Porqué lo has enviado a mi Reino?”

“¿Satanás? No sé de lo que estás hablando.”

“¿Finges demencia? Esa criatura bajo de tu Reino.”

La expresión de Li cambio.

“Acepta tus Responsabilidades”

“Hablas de Responsabilidades, En primer lugar fueron tus supuestos hijos quienes atacaron mi reino primero…”

“Y te prometo que no será la última vez”



Era 4: Era del ArmagedónEditar

El tiempo transcurrió y la guerra apenas comenzaba, ángeles teñían miedo de bajar al mundo de los mortales por temor a encontrarse con un demonio.

Dios Li, se involucraba ahora más que nunca en las asambleas del consejo angelical. Al parecer Uriel el menor de los Arcángeles, Hijo de la casa de Luzbel propuso un plan bastante llamativo para todos, Las pequeñas legiones que bajaban al infierno para planear estrategias y estudiar el comportamiento de los demonios consiguieron hacerse conocimiento de una información bastante favorable, al parecer los demonios construían un refugio secreto para escapar cuando obviamente los ángeles estén ganando la batalla; así que el pequeño Uriel propuso el bloquear aquella entrada con la legión de Gabriel en un no muy lejano futuro ataque al infierno. Li aprobó la ejecución del plan, pero algo salió terriblemente mal, pasado unos días después del ataque el coro de Gabriel junto con el arcángel no regresaba, hasta que un día declaramos el plan como un fracaso y muerto a los coros de Gabriel y Miguel.


Así fue como dos de los cuatro arcángeles del consejo murieron, y Uriel cayó en una depresión, aparentemente saber que su plan había fracasado y que había sido culpable de la muerte de dos de sus colegas lo había trastornado completamente. Hasta que un día nadie sabe cuándo, Uriel desapareció. Y con esto 3 casas de los coros de luz quedaron sin líderes.


Mucho tiempo y muchas batallas no tan importantes después apareció un pequeño ángel con habilidades sorprendentes. Nacido en la casa de Rafael. Su nombre Furinax, inspiraba a grandes rangos dentro del Cielo, y se esperaba que fuera uno de los más grandes Arcángeles del cielo.

Y junto a él una nueva generación de arcángeles nació.

Furinax el más poderoso de los arcángeles encabezaba ahora la casa de Rafael

Isiz una bondadosa arcángel la casa de Luzbel.

Ángel Soz el padre de Isiz la casa de Gabriel

Castiel descendiente y líder de la casa de Miguel.


Con el tiempo igual nacieron traidores al cielo, ángeles que creían en los ideales del infierno y cooperaban con Lucifer como espías y asesinos. Aquellos que asesinaban a otros ángeles o eran espías del Averno eran juzgados en el juicio de Zagzagel y ejecutados o desterrados. Existían sospechas y pocas acusaciones hacia Isiz como traidora del cielo, pero realmente nunca nadie pudo comprobarlo.

Un general Infernal Amon Ra, de inmensos poderes, tenía a todo el cielo aterrorizado, hay leyendas y libros en el cielo, rezan que Amon Ra fue un Demonio indiferente a las ordenes de Lucifer y que era el único que se asemejaba a los poderes de un Dios.

También se cuenta sobre un enfrentamiento que tuvo con Li, donde por alguna razón desconocida nuestro Dios, no demostraba las mismas habilidades que cuando se enfrento a Luzbel. Furinax fue uno de los pocos arcángeles que se decidió a enfrentarlo, pero los testigos de esa batalla murieron aquella noche.


“Li llevaba meses desaparecido, y los demonios comandados por Amon Ra seguían atacando, era nuestro fin no podíamos resistir mas, Amon Ra tenía en su poder la espada de Li, ¿acaso eso significaba que lo había derrotado? ¿Que él era más poderoso que los dioses? Podían atacarlo 20 ángeles pero con un movimiento de la espada de los cielos cortaba los miembros de nuestros valientes querubines y solo caían muertos alimentando el escenario de muertos. Yo quiero decirle a mi…”

-Testamento incompleto de Samuel el ángel que sonreía.

La historia no sabe en qué parte de la línea del tiempo ocurrió lo descrito.


Tras la ausencia de Lucifer hubo más ataques al cielo, más constantes y más desorganizados. La necesidad de un líder produjo en el cielo muchos conflictos, hasta que Amon Ra, el ángel caído cruel y despiadado, primer general del averno fue reconocido por un grupo de demonios rebeldes como el nuevo dios del averno.

Los ataques de Amon Ra al cielo, fueron intensos, enfrentamientos que no sesaban noche y día en el cielo, era el segundo armageddóon.

Malas lenguas cuentan que Li se encontraba en un estado de depresión en aquel momento; cuentan que le había sido robada su espada. Li había violado una de las 6 reglas celestiales, que el mismo escribió: no tener ninguna relación sentimental con un demonio. Y eso lo llevo a su destrucción.


En los últimos días de vida del cielo, El Arcángel Furinax, seguía resistiendo, pero no era suficiente para impedir que los demonios penetraran en la ciudad. Una vez destruida la entrada, las invasiones se hacían más sádicas y sangrientas, los niños corrían, y los demonios sin piedad los asesinaban. En ese momento apareció Li con intención de restaurar el orden, con intención de detener la masacre, no fue suficiente. La historia reza que él se enfrento a 4 ángeles caídos, esa última batalla. Pero nadie sabe que paso entonces, la teoría que todos creen es que Lucifer apareció ese día, en el último momento, cuando Li se encontraba vulnerable y le arranco parte de su inmortalidad



Era 5: OscuridadEditar

No se puede contar mucho de esta era. Por eso se le dice Oscuridad.

La luz se había extinto en el reino del cielo, niños morían de hambre y jaurías de demonios rebeldes y desocupados atacaban solo por diversión. Pero había alguien que no perdía la fe y la esperanza, quien alimento al hambriento en esos tiempos de muerte y miseria.

Isiz la cuarta Arcángel.

Ella defendió las ruinas durante esta era, nadie supo jamás porque había desaparecido Furinax, Castiel, y el resto de los arcángeles, posiblemente perecieron en batalla.

Escasa agua, escasa comida, enfermedad, y oscuridad...

Hasta que una criatura de luz, con la figura de una hermosa mujer apareció, todos curiosos con mirada de dolor advirtieron cuando Lily acabo con sus vidas.



Era 6: ResurrecciónEditar

Desprendió sus alas y voló encima de la destruida ciudad, y con un movimiento de muñeca la destruyo. Y creo en ese momento una ciudad más brillante y más hermosa que Li nunca pudo crear, y con fragmentos del antiguo segundo cielo y tercer cielo prosiguió a su construcción, creo una entrada nueva mucho más prometedora que la anterior, y coloco una estatua guardiana que advertiría la entrada de enemigos. Esta ciudad la bautizo: Sepphiria.

He aquí cuando Lily se decidió a crear sus propios ángeles...